Seleccionar página

El contacto físico para los niños es muy importante porque asienta su confianza, su autoestima y estimula su desarrollo físico, mental y emocional.

¿Qué hacer?

Fomenta las demostraciones de afecto para que el niño se sienta amado, seguro y feliz.

Acércate a  tus hijos en todo momento pero si se siente mal o enfermo, no puede faltar un abrazo que fortalezca su sistema inmune.

¿Qué no hacer?

Nunca fuerces el contacto físico por más importante que sea, siempre respeta su espacio.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información