Seleccionar página

Muchas veces educamos a los hijos, según lo hicieron nuestros padres con nosotros, pero es posible que ese no sea el mejor método. Hoy en día tenemos acceso a una cantidad de información que antes no se tenía.

A los dos años las enseñanzas funcionan mejor si se dan como instrucciones y cortas para que puedan comprenderlas.

Qué hacer

Si quieres que el niño haga algo, resúmelo en una instrucción corta y precisa.

El cerebro no procesa la palabra “no”. Por ejemplo: Si yo te digo que no pienses en un elefante rosa, esto será lo primero que pienses. Por ello, debes dar las ordenes estructuradas de manera positiva, por ejemplo, si se trata de no gritar, exprésalo como: en este lugar debe hablarse con un tono bajo.

Qué no hacer

Evita los sermones o discursos, de los cuales el niño no comprenderá nada.

No caigas en contradicciones, si das una instrucción, esta debe mantenerse en el tiempo.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información