Dando ejemplo es la mejor manera de enseñar porque el ser humano aprende por imitación.

Es por eso que es muy importante mantener la coherencia entre las instrucciones que le damos a nuestros hijos y lo que luego nosotros hacemos delante de ellos.

¿Qué hacer?

Siempre se coherente, por ejemplo, si dejas las cosas desordenadas no puedes pedirle a tu hijo que ordene las suyas.

Actúa delante de tu hijo como tú quieres que él actúe cuando tú no estés delante.

¿Qué no hacer?

No des instrucciones que tú no cumplas o no puedas explicar de manera sencilla y clara.

Si haces algo que no quisieras que hubieran visto, explícaselo de manera que lo entienda y si tienes que pedir disculpas hazlo.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información