Uno de los mayores miedos al tener un niño pequeño es que este sufra una accidente.

Además de las medidas de prevención que debemos tomar para evitar la ocurrencia de situaciones de peligro para el niño, es importante que sepamos cómo actuar en caso de ser necesaria la realización de los primeros auxilios.

El RCP puede ser una vía adecuada para salvar al pequeño de una situación de peligro y es importante prepararse para ello.

Antes de actuar busca ayuda y llama al teléfono de urgencias. Actúa sólo si es estrictamente necesario.

¿Qué hacer?

Lo primero que debes hacer es colocar el niño con la cabeza hacia arriba sujetándola hacia atrás con la mano y con la parte inferior de la mano en el área del esternón presiona al menos treinta veces rápidamente.

Está atento si hay respiración a través de las vías respiratorias del niño, si no lo hace insufla a su boca mientras le tapas la nariz.

¿Qué no hacer?

No hagas compresión en el pecho si sientes la respiración del niño.

No hagas movimientos con su cabeza o cuello si se sospecha de algún problema en la columna.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información