A partir de los dos años se empiezan a detectar ciertas habilidades en el niño que son indicativos de su progreso. Estas son habilidades se manifiestan en algunos niños más temprano que en otros.

Por ejemplo: hacer dos cosas a la vez (comer un dulce mientras baja las escaleras), pintan dibujos con cierto sentido y estructura, y se les entiende bastante bien al hablar.

¿Qué hacer?

Acompáñalo en actividades como caminar, correr, pintar, ver libros, etc. Por ejemplo: que intente atrapar pelotas con las manos le ayuda en la coordinación mano y ojo.

Habla con él, pregúntale qué opina de cosas como el sol, los elefantes, parientes, amigos, etc. Vas a disfrutar mucho de sus respuestas y podrás guiarlo ante las conclusiones que va sacando él mismo.

¿Qué no hacer?

No te desesperes ni te sientas mal si tu hijo aún no hace las mismas cosas que otros niños de su edad, cada uno tiene su ritmo. Si es algo serio simplemente llévalo a un especialista.

No lo compares con otros niños, eso tan sólo bajará su autoestima y lo frustrará.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información