Los niños nos observan en todo momento, nuestro comportamiento y nuestra forma de hablar.

Igual de negativo es decirle a un niño “eres malo” o “eres tonto” que de positivo es decirle “tú puedes” “eres un buen niño”.

¿Qué hacer?

Ponerse en la posición de un niño, la forma en que le hables puede incrementar la confianza de ellos mismos o destruirlos, usar palabras que refuercen su autoestima.

Dile todos los días algo bueno o positivo de él. Por ejemplo: tú puedes conseguir lo que te propongas, eres un niño muy inteligente, eres una buena persona, estoy muy orgullosa de tenerte como hijo, etc.

¿Qué no hacer?

Evita hacer comentarios negativos frente a él aunque te encuentres en una situación estresante. Por ejemplo: odio tal cosa, estúpido, gay, perdedor, cállate, etc.

Evita insultar a nadie delante de él y por supuesto a él. No le digas: “eres malo” sino “te estás comportando mal”.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información