Cuando somos padres, mantener la calma es todo un reto, sin embargo es necesario hacerlo para mantener la armonía en el hogar y permitir que el niño se desarrolle correctamente, imponiéndole las normas de conducta necesarias.

¿Qué hacer?

Tómate un descanso si te sientes muy tenso o alterado, es mejor respirar antes de enfrentar cualquier situación complicada.

Trata de predecir desencadenantes de problemas y aprende a solucionar situaciones como los berrinches en público con amor pero con firmeza.

¿Qué no hacer?

No descargues tu ira provocada por problemas profesionales o de otro tipo con tu hijo.

No trates de abarcar demasiado, los niños tienen energía para batallar todo el día en numerosas ocasiones por lo que debes elegir en cuales “pelear” porque debes ganar siempre. El intentar entrar en todos los conflictos agotará tu paciencia.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información