Seleccionar página

Los niños de 3 a 4 años apenas empiezan a desarrollar la conciencia de distinguir entre el deber y el querer. A edad preescolar comienzan las primeras obligaciones y también las primeras rabietas de rechazo a hacerlas.

En algunos casos puede que quieran seguir siendo bebes dependientes de sus padres pero nos corresponde incentivar su independencia y su autonomía.

¿Qué hacer?

Para incentivar su autonomía debes reforzar la idea de las ventajas que tendrá hacer la actividad por sí mismo, es decir, que el niño vea lo bueno de aprender nuevas habilidades.

Refuérzale que no importa el resultado sino el proceso de aprendizaje.

¿Qué no hacer?

No hagas que las actividades sean rutinarias, integra aspectos creativos que atraigan al niño.

No impongas demasiado, deja un margen de flexibilidad para negociar alternativas.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información