Cuando tenemos un niño debemos estar preparados para situaciones poco agradables o que representen algunos pequeños sustos, como por ejemplo los golpes.

A esta edad es común que los niños se caigan y se golpeen o presenten ciertas heridas, pero no todo es de gravedad, por lo que es importante entonces determinar si se trata de una situación grave o no.

Si el niño se cae y se da un golpe no grave, quizás solo pase un buen susto y está en nosotros ayudarlo a solucionarlo.

Qué hacer

Transmítele calma al niño, hablándolo con él y diciéndole que todo estará bien.

Si se trata de golpes o moretones puedes aplicar hielo o algún tipo de crema para ello y si está acompañado de raspaduras o rasguño aplica algún antiséptico.

Qué no hacer

No te alarmes demasiado, si el niño está asustado y ve tu reacción de susto, eso empeorara la situación.

No exageres en los cuidados. Si se trata de un golpe no grave no es necesario exagerar en los cuidados, porque a los ojos de los niños esto magnifica una situación simple.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información