Los miedos infantiles van cambiando a medida que el niño va creciendo. Inicialmente sienten miedo a los ruidos fuertes o la oscuridad y posteriormente a quedarse solos, a los extraños o incluso pueden aparecer las pesadillas o terrores nocturnos.

Sin embargo, contrario a lo que la mayoría piensa, el miedo cumple con una función muy importante, pues es una reacción adaptativa que protege a nuestros bebes de posibles peligros y la forma en como tú, padre / madre, reacciones a ello ayudará o no a superar esos miedos de la infancia.

Qué hacer

Refleja tranquilidad, serenidad y control de la situación, de lo contrario le confirmaras a tú bebe que el miedo es real y está bien fundado.

Intenta explicarle de manera muy sencilla el por qué no debe tener miedo.

Qué no hacer

Evita esconder los miedos de tu hijo, aprende a entender sus miedos y ayudarlo para que realice actividades que le generen tranquilidad.

No te burles de él ni trates como si fuera una tontería su miedo, pues para él es muy real.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información