Los niños desde temprana edad hacen movimientos que van perfeccionando cuando crecen. Cuando estos se hacen con las extremidades y son precisos, es lo que se llama motricidad fina.

Estos movimientos implican un proceso complejo entre la neurología, los músculos y el esqueleto, para lo cual deben estimularse estas funciones y que mejor manera para hacerlo que con los juegos y ejercicios para estimular la psicomotricidad.

Qué hacer

Ofrece distintos materiales para que explore las texturas y pueda trazar cosas. Puedes usar pintura para niños, arena o harina.

Utiliza actividades comunes y sencillas como pintar, acompañándolas con canciones, para que estos juegos sean amenos.

Qué no hacer

No dejes de motivar a tu niño porque no puede realizar algunas actividades al primer momento.

No dejes de animarlo a superar los obstáculos y a continuar con sus ejercicios.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información