Seleccionar página

En ocasiones se nos olvida que para dirigirnos a un niño no podemos hacerlo de la misma forma que a un adulto y le damos las órdenes de esta forma.

Esto puede provocar desobediencia por su parte por no entender con claridad qué es lo que estamos queriendo decirle.

Qué hacer

  • Dale las órdenes en forma directa pero cariñosa.
  • Dale las órdenes lo más sencilla posibles y de una en una. Cuando termina con una tarea, después de indicas otra.
  • Háblale en positivo. Por ejemplo, si quieres que deje de correr por el pasillo dile “ve más despacio” en lugar de “no corras”.

Qué no hacer

  • No le des indicaciones complicadas con frases largas.
  • No le des las órdenes gritando.
  • Las cosas que son órdenes no se las pidas por favor, tan sólo dale la orden.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información